EL MUSEO Y EL CASTRO CHAO SAMARTÍN

"Ocela el Pompeya Asturiano"

A Pompella, se la conoce en todo el mundo por el valor Arqueológico que tiene, nuestra pequeña Ocela, puede considerarse  el Pompeya asturiano, un poblado  que nos deja un legado de conocimiento, a causa de un abandono repentino de sus habitantes.

La visita a este yacimiento, nos ofrece respuesta a las siguientes cuestiones:

¿A qué o a quién rendían culto entorno a un roca que se alza sobre un acantilado los  primeros ocupantes de este recinto en año 800 a. C (Finales de la Edad de Bronce)?

¿Quiénes fueron los moradores del recinto  que hace 2500 años alzaron tal grado de refinamiento urbano  que no ha sido constatado en ningún otro punto del noroeste peninsular?

¿Fue posible que antes de la llegada de los romanos, ya se conocieran los servicios higiénicos (sauna, termas)?

¿Por qué coexiste una  Domus Romana con edificaciones castreñas?

¿Qué vinculación guarda este asentamiento con las minas de oro del entorno?

¿Qué hizo que los moradores abandonasen repentinamente este asentamiento a mediados del s.II d.C dejando atrás sus pertenencias?

¿Tiene que ver la Ruta Jacobea, con la vía Romana que unía Lucus Augusti y Lucus Asturum?

¿Por qué en la época altomedieval  se establece una necrópolis sobre las ruinas?

Este yacimiento consta de dos partes: Un museo donde se custodian las piezas de las excavaciones arqueológicas que han permitido conocer  el modo de vida de los antiguos pobladores y  una visita guiada que nos permite conocer de primera mano la arquitectura de la época.

El buen estado las infraestructuras del poblado y  la gran diversidad de objetos cotidianos hallados, han permitido a los arqueólogos e historiadores aumentar su conocimiento sobre  la organización, el comercio, y avances tecnológicos de este yacimiento y por lo tanto de los pobladores del noroeste peninsular de hace casi  3000 años.

Menú de cierre